Negligencias Carlos Haya
Inicio
Presentacion carloshaya.es
Mi Historia
Cuentanos tu caso
Noticias
Contacta con la web

 

 
 
 
 

 

ASÍ ESTA LA COSA

El pasado 24 de marzo nos llamaron a los denunciantes; mi madre, mi hermano y yo a ratificar la denuncia, cosa que hicimos sin ningún tipo de vacile. Lo último que sé a finales de mayo de 2.008 es que el juez ha remitido el caso al Instituto de Medicina Legal y ahí sigue la cosa.

Somos conscientes de que este caso puede durar como mínimo entre cuatro y cinco años, pero al menos yo, tengo todo el tiempo del mundo para esperar. Mi padre no puede decir lo mismo. El estado anímico de desgaste que provoca esta lucha no tiene parangón con el que sufrimos viendo como nos arrebataban a nuestro padre.

Las secuelas de lo que hemos sufrido hasta hoy me las reservo para la familia, porque una tragedia de este tipo afecta de muchas maneras. Lo estamos llevando como podemos, cada uno a su manera. En mi caso sólo diré que la última imagen que tengo antes de dormir es la de mi padre, y al que le acabo prometiendo que pelearemos por hacer justicia. Y pienso vivir para verlo.

Muchas gracias a todos los que habéis leído mi historia. Ahora sólo os pido que si o sentís identificados con algo de lo contado, no calléis y denunciarlos. Porque el silencio de tu tragedia puede provocar que se repita. Yo sólo quiero que se haga justicia para que nadie sufra lo que sufrió mi padre para morir y el sufrimiento de los que le vieron desaparecer.


19ª PARTE