Negligencias Carlos Haya
Inicio
Presentacion carloshaya.es
Mi Historia
Cuentanos tu caso
Noticias
Contacta con la web

 

 
 
 
 

 

Una familia denuncia al Carlos Haya por retrasar una operación

Al paciente le amputaron una pierna un mes después de ingresar en urgencias con una gangrena debajo de la rodilla

RAQUEL RIVERA. MÁLAGA Una familia ha denunciado a los hospitales Carlos Haya y Doctor Pascual por presuntamente retrasar durante casi un mes la intervención quirúrgica de un paciente al que le diagnosticaron una gangrena por debajo de la rodilla. Los familiares de Juan Antonio Moreno, de 74 años, consideran que los médicos que lo atendieron pudieron cometer una negligencia, ya que su estado de salud ha ido empeorando progresivamente, y finalmente han tenido que amputarle la pierna derecha.
Según se recoge en la denuncia, que se presentó ayer en el juzgado de guardia de Málaga, el enfermo ingresó el 16 de enero en urgencias del Carlos Haya con fuertes dolores en la pierna derecha. Los facultativos le diagnosticaron una gangrena debajo de la rodilla y supuestamente le advirtieron de que si no lo operaban en dos días, esta patología podría afectar al riñón y al hígado.
Sin embargo, "conociendo la urgencia y gravedad pasaron 15 días sin operar", porque no había quirófano. José Moreno, hijo del paciente, explica que tuvieron que enfrentarse con el jefe de planta y que días después decidieron trasladarlo al Hospital Pascual. "Allí no lo operaron hasta que pasaron diez días, mientras lo tenían en cama a base de morfinas, pero su estado empeoraba y nadie hacía nada. Por este retraso se le extendió la gangrena y le cortaron la pierna más arriba", denuncia José.
Después de la operación, los médicos presuntamente le dijeron que en dos días podría marcharse a casa y que remitirían los dolores, sin embargo, su situación empeoró, expone la denuncia.
"Nos dijeron que con el tratamiento mejoraría, pero en realidad su estado ha empeorado, continúa la infección y hoy -por ayer- lo han tenido que operar de urgencia", relata su hijo, quien está dispuesto a luchar en los tribunales todo lo necesario para que se reconozca una presunta "negligencia médica", cometida por los responsables de ambos hospitales.
En el acta de la denuncia verbal se recoge que pidieron responsabilidades a un médico, pero "evitó hablar del estado de gravedad" del paciente. Asimismo, José asegura que solicitó la documentación relativa al diagnóstico de su padre, pero en el hospital no han querido facilitársela.
Su abogado, José Ignacio Francés, señala que con la denuncia se pide al juzgado que abra diligencias para investigar una presunta negligencia médica y un delito de omisión por parte de los facultativos. "No se puede entender que con una gangrena hayan tardado 30 días en operarlo. Vamos a reclamar todos los daños y perjuicios", advierte José Moreno.

NOTICIA E IMAGEN DE LAOPINIONDEMALAGA.ES (Ver)