Negligencias Carlos Haya
Inicio
Presentacion carloshaya.es
Mi Historia
Cuentanos tu caso
Noticias
Contacta con la web

 

 
 
 
 

 

RECLAMA UN MILLÓN DE EUROS AL SAS POR UNA NEGLIGENCIA

Un niño malagueño con hidrocefalia quedó ciego por un mal diagnóstico.

Los padres de un niño de seis años de edad han presentado, a través de la asociación Defensor del Paciente, una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por una presunta negligencia a consecuencia de la que, según señalan, el pequeño se ha quedado ciego. Reclaman algo más de un millón de euros como indemnización por daños y perjuicios.

Esta situación del menor es consecuencia "de la atrofia del nervio óptico motivada por el aumento de la presión intraventricular" que, según el escrito presentado por la representación legal de los padres, que dirige el letrado Damián Vázquez, "no fue diagnosticada ni tratada a tiempo".

El niño fue intervenido a los tres meses de vida de hidrocefalia con síndrome de Dandy-Walker y, según el documento al que tuvo acceso Europa Press, la válvula fue bien tolerada hasta julio de 2005, fecha en la que el pequeño comenzó a tener fuertes cefaleas por lo que acudió a urgencias del Hospital Carlos Haya varias veces, siendo siempre mandado a casa de nuevo, "sin adoptarse medida alguna".

En noviembre de 2005, al continuar con cefaleas, los padres consultaron con un oftalmólogo privado, quien le observó un edema de papila y alteraciones de la visión. Así, volvieron a urgencias del Carlos Haya y tres días después se le diagnostica hidrocefalia por mal funcionamiento valvular y al cambiarle la válvula cesaron los dolores, pero la pérdida de visión fue completa.

El escrito señala que con los datos de un informe pericial "se constata la existencia de una mala praxis médica por los facultativos y el hospital".

NOTICIA DE DIARIOCORDOBA.COM (Ver)